EXCLUSIVO: Exorcismos del Vaticano en Colombia [audio]

A veces, la información llega de maneras inesperadas. Tengo un amigo que diría (con mucha razón) que es el “fenómeno” que opera en nuestras vidas. Resulta que en medio de una charla con el diseñador de nuestras remeras, Hernando; me narró una historia de su tierra natal, Colombia. Una historia que poco tiene que ver con lo que conocemos de este hermoso país latinoamericano y que está directamente relacionada con algunas de las preguntas más profundas que pueda hacerse uno sobre el accionar de la Iglesia Católica Apostólica Romana respecto al “mal”, el “demonio”, o como quieras etiquetarlo. Y este es un punto interesante porque verás (y escucharás) que las etiquetas escapan a la hora de hablar de un equilibrio universal que, en el mejor de los casos, no debería ser roto.

Resulta que Hernando asistía a un colegio privado, de corte Católico, en el que (junto a sus compañeros) eran considerados un curso difícil. Cuestionadores e inteligentes, decidieron enviarlos a una suerte de Retiro Espiritual en un lago donde la historia registra una serie de apariciones marianas. En esto, conocen a un “curita” que primero les da una charla sobre el bien y el mal en el hombre y que luego, ante la insistencia de los adolescentes, accede a realizarles un trabajo de “exorcismo”.

Con Hernando, en su local.

Hernando describe su experiencia como una verdadera disociación entre el cuerpo y la mente (¿alma?) con una serie de detalles muy interesantes como la sensación de girar hacia un costado hasta quedar en posición horizontal. Esto, mientras el “curita” (que no era otro que el único clérigo autorizado para realizar exorcismos en Colombia) pronunciaba palabras en un idioma desconocido que Hernando arriesga a calificar de “tal vez… Arameo”.

Lo que siguió fue un estado de felicidad y bienestar —en palabras del testigo— incomparable. Además, una explicación un poco más profunda de lo que acababa de suceder: el clérigo comenzó a hablar de las “energías universales de la sombra y la luz” y de cómo estas deben estar equilibradas. Que incluso el hecho del “exorcismo” suponía un desequilibrio y que a causa de aquello, comenzarían a sucederle “cosas extrañas”, porque el mal siempre intenta recuperar su terreno.

No estamos hablando de sectas fundamentalistas ni de jóvenes en un estado alterado de conciencia por causa de un estupefaciente, estamos hablando de rituales que la Iglesia Católica parece reservar a ciertos sectores de la sociedad.

Para escuchar descubrir porqué digo esto y cuales fueron los eventos extraños que le sucedieron a Hernando, escucha la entrevista aquí mismo:

Fernando Silva Hildebrandt
Director del ciclo La Señal (ciencia y misterios) y Ciencia y Misterios (la revista digital).
Redacción.
|————————-|
As above, so below.

Comenta esta nota...

Fernando Silva Hildebrandt

Fernando Silva Hildebrandt

Director del ciclo La Señal (ciencia y misterios) y Ciencia y Misterios (la revista digital). Redacción. |-------------------------| As above, so below.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *