Mitología | Freya: la Diosa codiciada

La diosa nórdica Freya, era también llamada Frejya (suena a rejilla) y era hija de Skadi (nombrada además como Skade o Skaoi) y del dios marino Njoror. La mayor fuente de información sobre esta (y sobre los demás, obvio), proviene de las Eddas, recopilaciones de poemas sobre historias heroicas y divinas, y las sagas irlandesas, rejuntes de relatos que harían palidecer a los universos de Tolkien y Stephen King.

Freya es asociada con la belleza, el amor, la guerra y la muerte. Siendo la diosa del amor, protegía a los amantes y su nombre era condimento obligatorio en las poesías dedicadas a esa pasión hormonal, pero al parecer no era demasiado romántica que digamos, sino más bien se encontraba a gusto en las peleas, a donde iba comandando a las guerreras divinas llamadas valquirias, e iba equipada con lanza, escudo, espada y daga.

FreyaElegía a la mitad de los guerreros caídos en batalla y se los llevaba a su palacio, Fólkvangr, en tanto que Odin se llevaba a la otra mitad. Cada tanto viajaba por toda la tierra usando una capa mágica confeccionada con plumas de halcón, que le permitía volar bajo la forma de cualquier pájaro. También era la patrona de la fertilidad, por lo cual conducía junto a su hermano Frey un carro tirado por un jabalí de oro llamado Hildisvini -para algunos, un amante humano de ella disfrazado de esa manera para que nadie lo reconociera- repleto de frutas y flores que desparramaban para alegrar a la humanidad (pan y circo, como quien dice). Sin embargo, ella prefería manejar su vehículo propio, un carro tirado por dos grandes gatos. Estos animales también le estaban consagrados, sobre todo para llevarle las peticiones y los agradecimientos de los amantes, y según las creencias, si una boda se celebraba con buen tiempo, es porque le habían dado de comer bien al gato. Lógica nórdica… También solía ser invocada para solicitar protección y ayuda en pleitos comunes, como en la actualidad es que la gente lleva estampillas religiosas a la cancha para que su equipo gane.

Freya prefería manejar su vehículo propio, un carro tirado por dos grandes gatos.
Freya prefería manejar su vehículo propio, un carro tirado por dos grandes gatos.

Una de las características de Freya era que siempre llevaba puesto el Brisingamen, un collar muy hermoso que literalmente no se sacaba ni para bañarse o dormir. Como lo consiguió, es una historia sobre cómo ahorrarse dinero. Resulta que un día, la deidad pasaba pasó por la cueva de unos enanos que eran hermanos y excelentes orfebres, y vio que estaban forjando el susodicho collar. Quedó prendada de la joya, y ni lerda ni perezosa intentó intercambiarla por oro y plata, pero los enanos le propusieron cedérselo a cambio de una noche con cada uno de ellos. La diosa aceptó este trato, era un collar realmente hermoso, y quizás también porque tendría algo para contarle a las amigas. Como personificación de la tierra que era, Freya estaba casada con todos los dioses que eran patronos de los elementos. ¿Qué tiene que ver con esto? Que también estaba casada con Odin (el cielo) que era bastante celoso. El dios Loki (cuando no) tardó algunos días en saber cómo lo había obtenido, pero al hacerlo, le fue con el cuento al Padre de Todos, que montó en cólera y le ordenó que le robara el collar como fuera. Luego de varios intentos fallidos, Loki logró su objetivo, y le llevó el collar, pero casi más rápido que él, Freya sacó cuentas de quien tenía su adorno preferido, y fue a reclamarlo. Odin le contestó que si quería el collar de nuevo, debería pagárselo de la misma manera que a los enanos. Si lo hizo, varía según las versiones, pero Freya volvió a lucir su collar.

Otra historia sobre esta divinidad tiene trasfondo social. Entre tantos maridos que tenía, parece ser que su favorito era Odur, la personificación del Sol. La leyenda bebe de la historia de las familias vikingas, cuando el  se iba de viaje

Las lágrimas de Freya
Las lágrimas de Freya

por años y años y la esposa se quedaba a cargo de la casa esperándolo tal vez con unos nervios considerables. Como este dios era medio vago, un día le pintó la locura de irse de viaje por ahí, y se le fue. Freya se puso muy triste hasta el punto de llorar, y como Odur no volvía más, debió haber calzado la capa mágica de plumas de halcón y recorrió toda la Tierra buscándolo. Durante mucho tiempo anduvo interrogando a todos los que veía sobre su esposo desaparecido, y mientras tanto se la pasaba llorando, con la particularidad de que sus lágrimas convertían las piedras en oro, y en el fondo del mar se volvían de ámbar. Al final de tanta busca, lo encontró en una tierra lejana muy muy al sur, y volvieron a casa muy felices, tomados de la mano. Los malpensados dicen que Freya era infeliz sin Odur, aun con tantos maridos que tenía, porque al ser patrono de la pasión, cumplía demasiado bien los deberes conyugales.

Freya ValkiryasNo obstante, todo llega a su fin, y hay que aclarar algo. Los verdaderos orígenes y funciones de Freya en la mitología ancestral escandinava no están claros del todo, porque la Iglesia católica, cuando no la muy simpática, destruyó los templos de aquella cosmognonía en el proceso de cristianización, demonizó a las deidades, y cuando al fin se le dio por recopilar las historias religiosas, lo
hizo un siglo y medio luego del desastre, y las alteró como al descuido. La pobre Freya tuvo el mismo destino, se la relegó al rango de bruja o demonio, y la golondrina, el cuco y por supuesto los gatos, la acompañaron en el camino de la mala fama. Sin embargo, las ceremonias adyacentes a su culto se incorporaron a las de la Virgen María y algunas santas, así que tan macabras no debían ser, en tanto nuestra pobre amiga, con collar hermoso y todo, pasó a ser satanizada y condenada a salir de juerga solamente la Noche de Walpurgis acompañada por un séquito de demonios.

Bonus: En la canción “Some Velvet Morning” de Primal Scream, la modelo Kate Moss aporta cantando unos versos en los que dice “Freya es mi nombre”, entre otras cosas relacionadas a la mitología nórdica.

Primal Scream, Kate Moss – Some Velvet Morning (CD Extra Video)

Mire este video en Youtube o en Easy Youtube.
Mario Martin
Escritor, ensayista.
Trenque Lauquen, Argentina.

Comenta esta nota...

Mario Martin

Mario Martin

Escritor, ensayista. Trenque Lauquen, Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *